domingo, 3 de agosto de 2008

COWBOY DE MEDIANOCHE Perdidos en la noche - Midnight cowboy


Una película fenomenal con dos actores no menos fenomenales. Joe Buck (John Voight) es un tejano inocente y fanfarrón que cree que las neoyorquinas le están esperando como semental. Rico "Ratso" Ritzo (Dustin Hoffman), un pobre timador lisiado y enfermo de tuberculosis, roba a Joe nada más llegar a N.Y. Sólo y sin dinero Joe pasa las noches en los cines de la Calle 42, malviviendo de lo que saca a los homosexuales por unos momento en los servicios. Joe y Rico vuelven a coincidir y, pese a todo, esto significa la salvación de Joe haciéndole conocer lo que es una amistad de verdad. Pasan los meses, el invierno es horrible, y pese a que Joe ha conseguido darse a conocer a un grupo de mujeres con las que se acuesta, Rico, está mas enfermo cada día. Para conseguir darle a Rico su gran ilusión de irse a vivir al cálido Miami y curarse, tiene que conseguir el dinero suficiente lo más rápido posible, por lo que Joe queda para pasar unas horas con un hombre y a partir de ahí todo se precipita...
Un canto a la amistad por encima de todo. Dos personas pobres, simples y lineales, que comparten sus sueños. Un retrato vívido de Nueva York en los años 60's, por cierto, bastante horrible a la vez que con un atractivo y una morbosidad casi irresistibles. Como curiosidad el luego famoso Rick Moranis, interpreta al adolescente que le hace una mamada a Joe en un cine y que no lleva dinero para pagarle por el servicio. La música de John Barry y la canción de Harry Nilsson, Everybody's talkin' son parte inseparable de la historia. Todo resulta fantástico ( y triste) en esta película dirigida magistralmente por John Schlesinger, basada en la novela del mismo nombre de James Leo Herlihy. Muy recomendable.

3 comentarios:

Champy dijo...

Tu me llevas a madres!!!

Parece que vine ayer a leerte y ya me tienes como 1456 titulos posteados!!!!!

Así cuando me pongo al día!!!

Esta me gustaba hace muchos años.

La volvía aver hace algunos meses y la encontre vieja.

Pero no por eso se convierte en mala, no. Solo siento que perdió vigencia.

HOMBRESPARAHOMBRES dijo...

Hay películas que, más que buenas, son de impacto en su época, pero cuando pasan los años, ciertamente, se llenan de arrugas y canas, pero pese a todo hay que reconocer que de joven, fue bell@ o interesante. El problema es que es muy difícil ponerse en los
60's, cuando el calendario nos muestra que estamos en los 08's del siglo siguiente.
Un abrazo.

Edu dijo...

¡¡Y pensar que Jon sería el padre de la warrísima Angeline Jolie !!
El tiempo pasa, nos vamos poniendo etc...(y el film es insufrible)

 

Powered by Blogger